Volto a casa

Depois de vários anos vivendo em Málaga (Espanha) volto a Lisboa, volto a casa.

Em Málaga deixou amigos e família aos que jogarei muito de menos e aos que quero de todo o coração.

O amor levou-me a Espanha e agora o trabalho me traz de volta a casa. Assim é a vida.

Lisboa, cidade de museus (paulomirpuri.blogspot.com/lisboa-cidade-de-museus.html)  e cultura. Lisboa, linda e querida.

Málaga, quero-te.

Paulo Mirpuri Málaga

Anuncios

Mis razones par ver American Horror Story: Murder House (temporada 1)

A Enero de 2015 es casi imposible que exista una persona en el mundo que no encuentre una serie adecuada para sus gustos. El universo de las series de televisión ha crecido en los últimos años a un ritmo exponencial tanto en cantidad como en calidad y se pueden encontrar propuestas magníficas con poco que envidiar a cualquier película de Hollywood.

En este post voy a tratar de convencer a quien lo lea de que American Horror Story es una de estas series que merece una oportunidad.

Antes de desarrollar mis argumentos hago una aclaración muy importante: en todo momento voy a hablar solo de la primera temporada (Murder House). American Horror Story cuenta con tres temporadas completas y una cuarta aún en emisión siendo cada una de estas temporadas independientes, centradas en tramas diferentes y donde incluso la ambientación y, hasta parte del reparto, cambia de una temporada a otra.

Ah! Trataré de no hacer ningún spoiler. Y si se me escapa algo, no será nada importante…espero.

¿Por qué ver American Horror Story?

Mi primer argumento: es una serie totalmente atípica, fuera de cualquier estándar.

Cualquiera podría decir: “Claro! Fuera de lo normal. Un matrimonio con problemas y una hija adolescente que se trasladan a vivir a una casa encantada donde suceden sucesos paranormales y terribles crímenes. ¿Qué tiene eso de original?

Bueno, para empezar su guión puede que esté muy visto en cine. En TV es una trama menos reconocible aunque lo original, lo que la hace diferente es cómo se desarrolla tanto argumentalmente como técnicamente. A nivel argumental, a partir de unos trazos básicos consigue presentarse como una historia sólida, con varios giros muy interesantes y con muchos pequeños detalles que la hacen diferente.

Pero lo mejor, para mí, es su nivel técnico y artístico. Sus cambios de plano y su nivel visual llega a hacerte dudar de si se trata de una serie o de una película de bajo presupuesto. Y, aunque dicho así, parezca un punto negativo, para mí es lo más destacable de American Horror Story y lo que la hace distinta al resto de series.

Paulo Mirpuri American Horror Story

Otro argumento para dar una oportunidad a esta serie: te mantiene en un estado de tensión constante.

Los capítulos son muy intensos. Es habitual, hasta en las mejores series, que dentro de un capítulo (o el capítulo entero) haya mucho minuto de mero relleno, pura paja. Estos bajones no los he encontrado en esta primera temporada de American Horror Story. Sí creo que, más o menos, para la mitad de temporada hay dos o tres capítulos que bajan de calidad de manera notable pero se trata de un bajón puramente creativo que no influye en que vivas con tensión todo el tiempo de saber qué será lo siguiente que pase.

Mi tercer argumento está dedicado al alto nivel de interpretación del elenco principal.

Hay series que no te acaban de convencer por lo que sea pero que cuentan con unas actuaciones dignas de ver. El ejemplo que siempre pongo aquí es el de Hannibal y Mads  Mikkelsen. La serie está bien sin más pero la interpretación de este tipo como Hannibal Lecter me parece magistral.

Aquí, en American Horror Story, el nivel de interpretación de Dylan McDermott, Jessica Lange o una enorme Connie Britton me parece escandalosamente alto y además, se une a que el nivel general de la serie me parece bastante más notable que el de Hannibal.

Pero no solo los tres mencionados, Evan Peters, Taissa Farmiga o Denis O’Hare merecen también una mención muy especial.

Y como bonus extra un último argumento: los giros de guión.

Ya he hecho alguna mención a la trama de esta primera temporada pero no quiero dejar pasar por alto sus varios y extremos giros en la historia. Si tomas el guión de cualquier serie e imaginas el cambio de guión más brusco que se te pueda ocurrir, seguramente destroces la trama. En American Horror Story se producen varios giros muy bruscos y, sin embargo, se encajan con una naturalidad pasmosa.

Esto me parece que tiene un mérito enorme y consigue, por un lado, aumentar y renovar la atención del espectador con frecuencia y por otro, conseguir que American Horror Story tenga su propio sello y se mantenga como alto totalmente original.

Estos son, en resumen mis 3 + 1 argumentos para convencerte de que la primera temporada de American Horror Story merece una oportunidad. Aunque tengo claro que son motivos pueden volar por los aires en un suspiro. Justo el tiempo que tardes en buscar el capítulo 1 darle al play. Seguramente, en ese momento, la propia serie te de una patada en toda la boca por no haberlo hecho antes.

Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D

Aprovechando las mini(mini) vacaciones navideñas decidí tirar de lista de series pendientes y me decidí por Marvel’s Agents of  SHIELD.

Cualquier que me conozca un poquito sabe de mi aficción a los superhéroes. En este mismo blog ya he hablado en varias ocasiones de Gotham y mis fotos de perfil en redes sociales como facebook.com/paulomirpuri o googleplus/paulomirpuri me delatan (ahí metí mi cuñita de autopublicidad). El universo de Batman es lo que más me tira pero he crecido entre cómics de SpiderMan y X-Men con lo cual mi afinidad por Marvel (acrecentada tras la película de Los Vengadores) es mucha. Mi infancia no la concibo sin un cómic en las manos.

El caso es que con estos antecedentes mi elección ha sido la más lógica: Marvel’s Agents of SHIELD. Una serie que amplia el universo de Los Vengadores y que cuenta con el director de la película, Joss Whedon, como cocreador de la misma con su hermano Ted Whedon y Maurissa Tancharoen.

Agents of S.H.I.E.L.D

Tengo que decir que solo he visto los tres primeros capítulos por lo que en este post aún no me voy a adelantar a emitir una valoración de esta serie aunque no me da muy buena espina. La puesta en escena en estos primeros episodios se ha pretendido hacer muy espectacular, con mucha acción para atraer al público desde el minuto 0 pero cuenta con un hándicap enorme: la falta total y absoluta de carisma de los personajes. Repito, solo he visto los tres primeros episodios, pero me temo que va a ser una serie de “quiero y no puedo” precisamente por un problema de reparto.

Sí, el regreso del Agente Phil Coulson (Clark Gregg) es una baza muy potente pero su equipo no parece a la altura. Y eso que cuenta con un personaje como Maria Hill interpretada por la guapísima Cobie Smulders de Cómo conocí a vuestra madre que aporta belleza estética y poco más. El resto de reparto principal con los actores Chloe Bennet, Ming-na Wen, Brett Dalton, Iain De Caestecker y Elizabeth Henstridge me ha dejado más frío que un témpano.

Soy muy cabezón y quiero que esta serie me guste por el cariño que tengo por Marvel así que seguiré viendo algunos episodios más pero ya digo que el comienzo ha sido un auténtico jarro de agua fría. Seguiré informando…

Lo que más me ha gustado de 2014: Homeland (temporada 4)

Si mi gran decepción del año ha sido Gotham por las grandes expectativas que tenía en la serie (aquí puedes leer la justificación) justo en el polo opuesto tengo que colocar la temporada 4 de Homeland. Para mí, con episodios a la altura de los mejores ya vistos en esta serie.

Recuerdo que mi actitud antes de ver los primeros episodios de esta temporada de Homeland no era la mejor. Tras el final de la tercera temporada era de los que pensaba que se debía acabar la serie. No veía ningún motivo para seguir adelante con el proyecto tal y como acaba la citada temporada. Pero , ¡ay amigo! ¡qué equivocado estaba!

Homeland temporada 4

La cuarta temporada es “puro Homeland” casi todos los episodios (solo me falta ver el que pone fin a la temporada) tienen algo que hace que sea necesario verlos y a partir del capítulo 7-8 todo se precipita llegando a capítulos donde la tensión te mantiene en vilo durante muchos minutos.

Con el trasfondo de los problemas personales de Carrie que alcanzan niveles muy locos al no aceptar a su bebé (fruto de su relación con Brody) la trama principal nos traslada a Pakistán donde la CIA quiere dar caza a uno de los terroristas más buscados del planeta.

Una trama repleta de traiciones, mentiras, tensión, politiqueo y momentos de mucha acción.

Si todavía no habéis llegado al último cuarto de la temporada, de los capítulos 9 en adelante, os recomiendo que esperéis hasta poder verlos todos del tirón. Al menos, yo así lo haría así de haber sabido lo que ocurre durante esos episodios.

Tras ver los tres primeros episodios en este mismo blog le dediqué un post al inicio de la temporada donde ya apuntaba a que me estaba gustando. En esta opinión escribí una frase que dice:

“Tal vez, nunca alcanzará las magistrales cotas de thriller psicológico de su primera etapa pero como mero producto de entretenimiento, sus primeros tres capítulos a mi me están convenciendo de que Homeland puede volver a remontar y volar alto.”

Ahora me reafirmo totalmente en lo dicho. Si, por momentos esta cuarta temporada no alcanza la brillantez de los primeros tiempos de Homeland, no creo que se quede muy lejos de ellos.

Además, la serie mantiene unos altísimos valores de producción que disimulan cualquier pequeño fallo. Una producción que unida a un buen guión redondean una temporada muy buena.

Solo espero que el último episodio de la temporada no me haga tragarme todas estas palabras…todos sabemos que un final mal puede estropear la percepción general sobre el producto aunque, aún en ese caso, el camino habría sido tan bonito que merece la pena de pagar el peaje. Esto, poniéndose en el peor de los casos, unos malos augurios que no tienen por qué cumplirse.

Mi decepción de 2014: Gotham

Hace más o menos un mes empecé a ver Gotham. En este mismo blog comenté lo que esperaba y lo que no quería encontrarme en esta serie (aquí tienes el enlace al post al que me refiero) y la ilusión que me hacía poder ver una serie basada en el universo de Batman.

Pues bien, tras ver los 10 primeros episodios tengo que reconocer que se ha convertido en una de mis decepciones del año. Tal vez la mayor por la ilusión y las esperanzas que tenía de encontrarme una producción de altura. Y creedme, me duele mucho tener que admitir que Gotham no es tan buena serie como esperaba. Todos los que me conocen saben de mi afición al universo Batman aunque tal vez, por ello, mi visión sobre cualquier producto inspirado en el mismo esté distorsionada.

Dado el gran sabor de boca que me ha dejado tanto la trilogía del Caballero Oscuro de Nolan como los videojuegos producidos por Warner Bros (benditos sean los chicos de Rocksteady por los Batman Arkham), espera una serie al mismo nivel que estos. Algo que ya de partida parecía un reto demasiado grande y que, como era de esperar, no se ha conseguido.

Siendo objetivos, a nivel de producción y visual no se puede reprochar nada. En este aspecto, Gotham se muestra como un producto de calidad pero yo no busco la serie con la mejor realización ni con los valores de producción más altos, lo que yo pedía de esta Gotham era que me contarán una buena historia y que me sedujeran sus personajes pero nada más lejos de la realidad. Los protagonistas carecen de todo carisma (quién me iba a decir a mí que pensaría esto de los protagonistas de Batman…) y el guión me sabe a poco. Realmente, en conjunto, Gotham es una serie que encuentro demasiado sosa, aburrida a ratos, incluso.

Gotham, la serie

Posiblemente, parte de la culpa sea mía y de mis altas expectativas previas pero creo que objetivamente, esta serie no cumple con lo que prometía. Y sí, tiene cosas buenas. La ambientación de la ciudad y la estética en general luce muy bien pero los defectos (falta de carisma, guión poco atractivo) son demasiado grandes y hacen de agujero negro acabando con cualquier rayito de luz de la serie.

Creo que, por inercia seguiré viendo la temporada hasta el final pero ya veremos si a la siguiente temporada le doy una oportunidad o dejo que muera aquí mi relación con Gotham. Realmente lo que se merece es que no pierda un minuto más con ella pero no sé, creo que en el fondo tengo la remota esperanza de que sea capaz de remontar…o que aparezca el Joker y me tenga que comer todas estas malas palabras que le estoy dedicando.

Como prometí en mi anterior post que dediqué a esta serie, trataría de dar mi visión y mi opinión para que quienes pudieran estar interesados en ver Gotham tuvieran una opinión más para valorar. Pues bien, mi consejo es que si tienes alguna otra serie en tu lista de pendientes, valores cualquier otra opción. Ahora, si te llama mucho la atención esta Gotham y no te ilusiona nada más…pero advertido quedas.

Una de cine: Interstellar

Soy de esas personas que va al cine 2 ó 3 veces al año. No más. Claro que hay algunas películas que parece casi obligatorio verlas en una sala de cine, con pantalla gigante y una calidad de sonido que no se tiene en casa.

Tras ver los carteles de Interstellar, no tuve dudas. Ésta era una de esas pelis. Temática de ciencia ficción, Christopher Nolan a los mandos y un reparto encabezado por Matthew McConaughey (que se ganó mi respeto tras verle en True Detective) y Anne Hathaway (no me gusta especialmente pero haber hecho de Catwoman en el Caballero Oscuro da muchos puntos). ¿Qué podía salir mal?

Interstellar

En conjunto, la película está bien. No pasará a la historia por ser la mejor película en la carrera de Nolan, ni de broma, pero no está mal. Entretiene que es lo mínimo que se puede pedir a una producción de este tipo y ha ratitos, se disfruta mucho.

Entre lo peor de la cinta o, al menos, lo que menos me ha gustado a mí es su ritmo. Demasiado lento y pausado. De Nolan siempre me espero algo mucho más rápido pero en Interstellar esto no ocurre y se centra mucho en la relaciones humanas entre los personajes, tanto que, con algunos diálogos te olvidas que estás viviendo un drama espacial.

También hay un aspecto que aún no me he decidido entre si me gusta o no. Me refiero a que hay momentos en los que el guión se hace excesivamente técnico: agujeros de gusano, fisica cuántica, relatividad, universos paralelos, agujeros negros…Exige que el espectador ponga mucho de su parte para no perderse y en momentos, hay que ponerse en modo “friki de The Big Bang Theory nivel experto”. Por supuesto, este punto da mucho rigor y credibilidad al guión pero la gran mayoría de los mortales no tenemos unos conocimientos científicos tales como para entenderlo todo al 100%.

Claro que, esto permite que cada uno elija lo que más le interesa: el drama humana y la parte más sentimental o la cara de más ciencia.

En algunos momentos, esta Interstellar me ha recordado, ligeramente películas como 2001: Una odisea en el espacio o Solaris. Creo que la situaría en un nivel intermedio: no llega al nivel de la primera pero me deja mejor recuerdo que la segunda de ellas.

Aunque claro, la gran comparación por lo que he podido detectar en mi entorno: ¿Interstellar o Gravity? Se me hace difícil. Ambas me han gustado mucho aunque son muy diferentes. En Gravity hay más acción y momentos más tensos. Interstellar es más pausada, más técnica y quizá, más completa porque trata más aspectos. No elegiría una de manera rotunda, creo que las dos se pueden disfrutar de igual manera aunque en momentos diferentes. Para entendernos. Yo elegiría Gravity para un viernes por la noche y después salir y tomar algo antes de volver a casa e Interstellar para una una de esas tardes de domingo de sofá y manta.

Para mí, sobran algunos diálogos y escenas de relleno con una música que, en momentos puntuales, no me acaba de gustar y faltan más escenas espaciales pero esto creo que se debe a un interés desmedido por explicar cada detalle. Tal vez, se debería haber dejado más a la imaginación y haber regalado al espectador más momentos en el espacio. La película dura cerca de tres horas y en muy pocos momentos se tiene la sensación de haber dejado el planeta Tierra…

No sé si es una percepción solo mía pero creo que en las últimas películas de ciencia ficción, especialmente las ambientadas en el espacio exterior buscan no abusar en exceso de los efectos especiales. ¿Miedo a no envejecer dignamente? Quizá sea el camino correcto…

Quizá en este post he hablado demasiado de los aspectos que menos me han gustado de Interstellar pero realmente es una película que merece la pena ver. Se hace muy completa al tratar tanto relaciones humanas como aspectos más científicos y visualmente ofrece un nivel muy alto. La interpretación tanto de McConaughey como de los secundarios es muy buena y la banda sonora cuenta con momentos muy potentes. Seguro que si eres mínimamente fan de la ciencia ficción vas a encontrar en sus tres horas de duración muchos minutos de disfrute puro.

Es una película buena, no llega a la genialidad que esperaba pero al menos merece una calificación de notable.

No veo series anime pero Death Note fue mi excepción

No soy muy fan del anime. Hace mucho tiempo que dejé de ver series de este tipo, no porque no las considere buenas, nada más lejos, sino porque no van conmigo. No hay más razón, me gustan otro tipo de historias y prefiero las series con actores reales pero aún así, recuerdo con mucho cariño el anime Death Note.

El otro día en un centro comercial vi una ilustración de un shinigami de la serie y me dió por recordarla…

Antes de empezar, dejo la sinopsis por si alguien no conoce esta serie:

Death Note cuenta la historia sobre un joven llamado Yagami Light. Un aburrido día de clase ve caer un cuaderno negro en el patio de su escuela, titulado Death Note. Según las instrucciones escritas en el mismo cuaderno, aquella persona cuyo nombre sea escrito en dicho cuaderno, morirá. En un principio se cree que es una de esas estúpidas cadenas… pero “Kira”, como será reconocido por las masas, prueba el Death Note… y efectivamente, funciona.

Light decide usar el cuaderno desde el anonimato, para limpiar el mundo de todos los criminales que merezcan morir, reinando así la paz y la tranquilidad. Todas las fuerzas de protección internacional están en alerta, pero la Interpol tiene un as en la manga: L, un detective de identidad oculta que ha logrado solucionar casos que se daban por irresolubles. ¿Qué pasará con Light y su ambicioso proyecto?, ¿Podrá L desenmascararle?

También os dejo un tráiler:

El punto de partida me parece de lo más interesante. Y cuando conocí el argumento pensé: “vaya, un Dexter estilo anime, puede estar bien”. Y realmente lo está. Al menos, gran parte de sus 37 episodios son muy buenos. Sí, no faltan algunos de puro relleno pero ¿qué serie se libra de este mal?

La historia cuenta con puntos muy interesantes y donde la emoción ocupa todo el capítulo e invita a ver uno tras otro para conocer qué pasará. Lo malo es que esta intriga y este ritmo no llega hasta el final de la serie. Cuando uno de los protagonistas muere (no revele el nombre por si alguien se anima a verla) la intensidad, el ritmo, la emoción decae. Y, mucho. Es de las típicas series en que el camino es muy bonito pero son mal rematadas y el final enfada a más espectadores de los que quedan seducidos por el mismo.

La lucha de egos y estrategias entre Kira y L es realmente intensa y consigue captar toda la atención del espectador. Son dos personajes con mucha fuerza y personalidad y a mí me gusta el carisma que irradian. Misa Misa, el personaje que pone el toque femenino a la serie también me gusta y aunque se presenta como una adolescente muy estereotipada al final refleja una caracter propio y, en conjunto, considerando todas sus aparaciones no acaba nada mal parada.

Lo que menos me gustó es el tratamiento que se dá a los shinigamis. Estos “dioses” que dan origen a la trama principal dejando caer uno de sus cuadernos de muerte a la Tierra están realmente desaprovechados. Si bien dan un toque de humor, a medida que avanza la historia quedan relegados a un papel muy secundario y casi, casi anecdótico. Creo que se les podía haber sacado un mayor provecho especialmente a Ryuk que consiguió caerme muy bien.

Algunos diálogos o situaciones de la serie se hacen muy previsibles pero la tónica media está bastante bien. Muy por encima de otros aspectos como la música o el doblaje que no acabaron de convencer (acabé viendo la versión original con subtítulos).

Toda la trama cuenta con un trasfondo más profundo: ¿está bien matar a alguien aunque sea un criminal? ¿puede alguien asumir este papel de justiciero? Realmente, en el transcurso de la historia este fondo tan potente o trascendental se toca muy de puntillas y se deja que sea el espectador el que forme su propia opinión.

Aún así, creo que es un anime más que recomendable, incluso para los que no suelen seguir este género. Ya digo que a mí me tuvo muy enganchado y no recuerdo haber visto ningún otro anime después (y este Deaht Note creo que lo ví allá por 2009 ó 2010).