Mis razones par ver American Horror Story: Murder House (temporada 1)

A Enero de 2015 es casi imposible que exista una persona en el mundo que no encuentre una serie adecuada para sus gustos. El universo de las series de televisión ha crecido en los últimos años a un ritmo exponencial tanto en cantidad como en calidad y se pueden encontrar propuestas magníficas con poco que envidiar a cualquier película de Hollywood.

En este post voy a tratar de convencer a quien lo lea de que American Horror Story es una de estas series que merece una oportunidad.

Antes de desarrollar mis argumentos hago una aclaración muy importante: en todo momento voy a hablar solo de la primera temporada (Murder House). American Horror Story cuenta con tres temporadas completas y una cuarta aún en emisión siendo cada una de estas temporadas independientes, centradas en tramas diferentes y donde incluso la ambientación y, hasta parte del reparto, cambia de una temporada a otra.

Ah! Trataré de no hacer ningún spoiler. Y si se me escapa algo, no será nada importante…espero.

¿Por qué ver American Horror Story?

Mi primer argumento: es una serie totalmente atípica, fuera de cualquier estándar.

Cualquiera podría decir: “Claro! Fuera de lo normal. Un matrimonio con problemas y una hija adolescente que se trasladan a vivir a una casa encantada donde suceden sucesos paranormales y terribles crímenes. ¿Qué tiene eso de original?

Bueno, para empezar su guión puede que esté muy visto en cine. En TV es una trama menos reconocible aunque lo original, lo que la hace diferente es cómo se desarrolla tanto argumentalmente como técnicamente. A nivel argumental, a partir de unos trazos básicos consigue presentarse como una historia sólida, con varios giros muy interesantes y con muchos pequeños detalles que la hacen diferente.

Pero lo mejor, para mí, es su nivel técnico y artístico. Sus cambios de plano y su nivel visual llega a hacerte dudar de si se trata de una serie o de una película de bajo presupuesto. Y, aunque dicho así, parezca un punto negativo, para mí es lo más destacable de American Horror Story y lo que la hace distinta al resto de series.

Paulo Mirpuri American Horror Story

Otro argumento para dar una oportunidad a esta serie: te mantiene en un estado de tensión constante.

Los capítulos son muy intensos. Es habitual, hasta en las mejores series, que dentro de un capítulo (o el capítulo entero) haya mucho minuto de mero relleno, pura paja. Estos bajones no los he encontrado en esta primera temporada de American Horror Story. Sí creo que, más o menos, para la mitad de temporada hay dos o tres capítulos que bajan de calidad de manera notable pero se trata de un bajón puramente creativo que no influye en que vivas con tensión todo el tiempo de saber qué será lo siguiente que pase.

Mi tercer argumento está dedicado al alto nivel de interpretación del elenco principal.

Hay series que no te acaban de convencer por lo que sea pero que cuentan con unas actuaciones dignas de ver. El ejemplo que siempre pongo aquí es el de Hannibal y Mads  Mikkelsen. La serie está bien sin más pero la interpretación de este tipo como Hannibal Lecter me parece magistral.

Aquí, en American Horror Story, el nivel de interpretación de Dylan McDermott, Jessica Lange o una enorme Connie Britton me parece escandalosamente alto y además, se une a que el nivel general de la serie me parece bastante más notable que el de Hannibal.

Pero no solo los tres mencionados, Evan Peters, Taissa Farmiga o Denis O’Hare merecen también una mención muy especial.

Y como bonus extra un último argumento: los giros de guión.

Ya he hecho alguna mención a la trama de esta primera temporada pero no quiero dejar pasar por alto sus varios y extremos giros en la historia. Si tomas el guión de cualquier serie e imaginas el cambio de guión más brusco que se te pueda ocurrir, seguramente destroces la trama. En American Horror Story se producen varios giros muy bruscos y, sin embargo, se encajan con una naturalidad pasmosa.

Esto me parece que tiene un mérito enorme y consigue, por un lado, aumentar y renovar la atención del espectador con frecuencia y por otro, conseguir que American Horror Story tenga su propio sello y se mantenga como alto totalmente original.

Estos son, en resumen mis 3 + 1 argumentos para convencerte de que la primera temporada de American Horror Story merece una oportunidad. Aunque tengo claro que son motivos pueden volar por los aires en un suspiro. Justo el tiempo que tardes en buscar el capítulo 1 darle al play. Seguramente, en ese momento, la propia serie te de una patada en toda la boca por no haberlo hecho antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s