Lo que más me ha gustado de 2014: Homeland (temporada 4)

Si mi gran decepción del año ha sido Gotham por las grandes expectativas que tenía en la serie (aquí puedes leer la justificación) justo en el polo opuesto tengo que colocar la temporada 4 de Homeland. Para mí, con episodios a la altura de los mejores ya vistos en esta serie.

Recuerdo que mi actitud antes de ver los primeros episodios de esta temporada de Homeland no era la mejor. Tras el final de la tercera temporada era de los que pensaba que se debía acabar la serie. No veía ningún motivo para seguir adelante con el proyecto tal y como acaba la citada temporada. Pero , ¡ay amigo! ¡qué equivocado estaba!

Homeland temporada 4

La cuarta temporada es “puro Homeland” casi todos los episodios (solo me falta ver el que pone fin a la temporada) tienen algo que hace que sea necesario verlos y a partir del capítulo 7-8 todo se precipita llegando a capítulos donde la tensión te mantiene en vilo durante muchos minutos.

Con el trasfondo de los problemas personales de Carrie que alcanzan niveles muy locos al no aceptar a su bebé (fruto de su relación con Brody) la trama principal nos traslada a Pakistán donde la CIA quiere dar caza a uno de los terroristas más buscados del planeta.

Una trama repleta de traiciones, mentiras, tensión, politiqueo y momentos de mucha acción.

Si todavía no habéis llegado al último cuarto de la temporada, de los capítulos 9 en adelante, os recomiendo que esperéis hasta poder verlos todos del tirón. Al menos, yo así lo haría así de haber sabido lo que ocurre durante esos episodios.

Tras ver los tres primeros episodios en este mismo blog le dediqué un post al inicio de la temporada donde ya apuntaba a que me estaba gustando. En esta opinión escribí una frase que dice:

“Tal vez, nunca alcanzará las magistrales cotas de thriller psicológico de su primera etapa pero como mero producto de entretenimiento, sus primeros tres capítulos a mi me están convenciendo de que Homeland puede volver a remontar y volar alto.”

Ahora me reafirmo totalmente en lo dicho. Si, por momentos esta cuarta temporada no alcanza la brillantez de los primeros tiempos de Homeland, no creo que se quede muy lejos de ellos.

Además, la serie mantiene unos altísimos valores de producción que disimulan cualquier pequeño fallo. Una producción que unida a un buen guión redondean una temporada muy buena.

Solo espero que el último episodio de la temporada no me haga tragarme todas estas palabras…todos sabemos que un final mal puede estropear la percepción general sobre el producto aunque, aún en ese caso, el camino habría sido tan bonito que merece la pena de pagar el peaje. Esto, poniéndose en el peor de los casos, unos malos augurios que no tienen por qué cumplirse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s